El gobierno de Japón ha comprometido $550,000 dólares a UNICEF, con el fin de ayudar a los niños, niñas, adolescentes y sus familias que fueron afectadas por el terremoto de 7.8 de magnitud, ocurrido en Ecuador el pasado 16 de abril.

El gobierno de Japón ha comprometido $550,000 dólares a UNICEF, con el fin de ayudar a los niños, niñas, adolescentes y sus familias que fueron afectadas por el terremoto de 7.8 de magnitud, ocurrido en Ecuador el pasado 16 de abril. El sismo golpeó las costas del noroeste de Ecuador y afectó a 720.000 personas, de las cuales se estima que unos 250.000 son niños. La contribución del gobierno de Japón se destinará principalmente al programa de Agua y Saneamiento, conformado por socios humanitarios y del que UNICEF es líder, para apoyar con la provisión de agua segura, instalaciones sanitarias y lavabos para 50 escuelas afectadas y centros de salud en las zonas rurales más afectadas, donde vive la población más vulnerable.

La ayuda beneficiará a 5.600 miembros de la comunidad, de los cuales 670 niños y niñas son menores de 5 años de edad, y 1.680 tienen entre 5 y 17 años. Las principales actividades relacionadas a centros de salud están enfocadas en la reparación del sistema de agua, principalmente diseños con tanques de reservorio. Otras actividades incluyen el desarrollo e implementación de una campaña de comunicación para concientizar a la comunidad acerca de la importancia de lavarse las manos. Para Grant Leaity, representante de UNICEF en Ecuador, el apoyo del gobierno de Japón es crucial en estos momentos y demuestra el compromiso de la comunidad internacional en la respuesta a la emergencia de Ecuador. “Este aporte será recibido con profunda gratitud por el pueblo de Ecuador”, sostuvo.