Desde el albergue donde vive con otras 200 familias, no deja de soñar con días mejores para Pedernales. La esperanza de Mayerli es más fuerte que el terremoto que devastó su ciudad natal, el pasado 16 de abril. “Con el paso de los días esto va a pasar y Pedernales[...]