Cinco años de violencia y sufrimiento: Una de cada cuatro personas que solicita asilo es niño o niña.

Es muy difícil imaginar los horrores de la guerra que desde hace cinco años están viviendo millones de niños y niñas en Siria; sin embargo, el grave peligro al que ellos se enfrentan es una realidad que amenaza incluso con la pérdida de toda una generación. Es por esta razón que UNICEF ha hecho un llamado para apoyar a los niños refugiados y migrantes en Europa, considerando además el aumento en un 80% del número de niños que están en tránsito en el Viejo Continente, muchos de ellos huyendo de los conflictos en Siria, Iraq y Afganistán.

Desde UNICEF se están realizando varias acciones para  enfrentar esta crisis:

  • Ayudando a los gobiernos europeos y aliados locales para mejorar los niveles de nutrición y promover la lactancia materna.
  • Estableciendo “Espacios Amigos de la Infancia”, donde más de 12.400 niños y niñas han podido jugar, descansar y recibir apoyo psicosocial.
  • Garantizando la protección de los niños migrantes que no han completado el proceso de registro, que están abandonados en las fronteras y aquellos no acompañados y separados de sus familias.
  • Proporcionando acceso a agua potable y suministros de higiene personal.

Necesitamos de tu apoyo para cambiar esta realidad y construir un mundo mejor, donde los niños y niñas no sean privados de convivir con sus padres y donde las fronteras no sean un obstáculo para reunirse con sus familias.