Katherine Silva, además de desempeñarse como Oficial de Salud y Nutrición en UNICEF, es desde hace algunos meses, la mamá de Zoe. Asegura que ser madre ha sido la experiencia más hermosa del mundo. 

Para ella, uno de los momentos más especiales con su hija ha sido la lactancia porque le ha permitido crear un vínculo único con ella. “Sé que le estoy dando lo mejor para que crezca fuerte y sana”, dice Katherine quien quiere compartir con las madres amigas de UNICEF algunos datos sobre la lactancia materna.

DATO 1: Amamantar toma tiempo y práctica

Los bebés nacen con el reflejo de buscar el seno de su madre. Sin embargo, muchas madres requieren apoyo práctico para ubicar a sus bebés en la posición de amamantamiento y asegurar que esté correctamente pegado a su pecho. La lactancia materna toma tiempo y práctica, tanto para las madres como para los bebés. Las mamás requieren espacio y apoyo en el hogar y el trabajo.

DATO 2: Es usual que duela amamantar

Muchas madres experimentan incomodidad en los primeros días después del nacimiento del bebé, mientras están aprendiendo a dar de lactar. Pero con el apoyo adecuado para lograr una correcta posición del bebé, los dolores en los pezones se pueden evitar. Si una mamá presenta molestias, debe acudir a un especialista en lactancia o un profesional capacitado.

DATO 3: No es necesario lavar los pezones antes de amamantar 

Lavar los pezones antes de lactar no es necesario. Cuando los bebés nacen ya están familiarizados con el olor y los sonidos de su madre. Los pezones producen una sustancia que el bebé puede oler y contiene una “bacteria buena” que ayuda a construir el sistema inmunitario del bebé.

DATO 4: La lactancia materna es posible durante la primera hora de vida

En la primera hora, después del nacimiento del bebé, sus reflejos son más fuertes y es más fácil darles de lactar. Los bebés están listos para aprender a alimentarse en el pecho. Si no alimenta a su bebé inmediatamente después del nacimiento, hágalo tan pronto como sea posible.

DATO 5: La mayoría de las madres producen suficiente leche para su bebé

La producción de leche materna está determinada por la forma en la que el bebé está pegado al pecho, la frecuencia y qué tan bien el bebé succiona la leche en cada alimentación. Es importante que la madre se mantenga saludable, alimentándose de la forma correcta y tomando suficiente líquido.