Junto con una nutrición y un cuidado adecuados, el juego tiene un papel trascendental para asegurar el mejor comienzo en la vida de los niños. Conoce algunos beneficios del juego incluidos en la campaña de Fundación LEGO y UNICEF.

¡Cucú! Un simple juego crea conexiones vitales en el cerebro en desarrollo de un niño, que es dos veces más activo que el cerebro adulto.

Al jugar, los niños desarrollan habilidades sociales, como la importancia de compartir, así como la capacidad para regular sus pensamientos y emociones, que les ayudan a vivir mejor en un mundo difícil.

Cuando los niños juegan contigo, desarrollan capacidades que les durarán toda la vida. Por ejemplo, jugar con bloques influye positivamente en el aprendizaje del lenguaje y de las matemáticas.

¡Ya llega el avión! Cuando juegas con un niño a ser otra persona o cosa, le estás ayudando a estimular la imaginación y la creatividad.

El juego es una expresión de amor y un medio de aprendizaje. Cuando juegas con un niño ayudas a que su cerebro desarrolle seguridad y confianza.

Únete a nuestros donantes e impacta miles de vidas de niños, niñas y adolescentes