El Secretario General Adjunto para Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia de la ONU, Sr. Stephen O’Brien, concluyó su misión de dos días a Ecuador haciendo un llamado para obtener más apoyo para las personas afectadas por el devastador terremoto ocurrido el sábado.

El Secretario General Adjunto para Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia de la ONU, Sr. Stephen O’Brien, concluyó su misión de dos días a Ecuador haciendo un llamado para obtener más apoyo para las personas afectadas por el devastador terremoto ocurrido el sábado. “Mis pensamientos están con el pueblo de Ecuador, quienes enfrentan la pérdida de seres queridos y la devastación causada por el terremoto del sábado y sus réplicas,” señaló el Coordinador del Socorro de Emergencia. “Muchas personas han perdido sus hogares, sus medios de vida. Pero me han sorprendido por su espíritu resiliente.

Las acciones del Gobierno del Ecuador y las propias comunidades locales salvaron muchas vidas”. Cientos de personas han muerto, miles están heridas y más de 720,000 están afectadas urgente en seis provincias del país. El Gobierno, los servicios locales de emergencia, la Cruz Roja y otras organizaciones están trabajando juntas para proporcionar a las personas afectadas alimentos, agua potable, refugio, asistencia médica de emergencia y otros servicios básicos, incluyendo la restauración de la electricidad.

En su visita a las comunidades de Manta, Canoa, Jama y Pedernales, en la región costera, además de la isla de Portoviejo, El Sr. O’Brien conoció a personas que lo perdieron todo en el terremoto. “Conocí a muchas personas que viven a la intemperie o refugiados en los restos de sus casas, expuestas a las condiciones climáticas” dijo. “Se necesitan instalaciones médicas y artículos urgente para las personas que resultaron heridas, así como alimentos, agua potable y saneamiento básico.” En Manta, el Sr. O’Brien conoció a Rosa*, una adolescente rescatada después de cuatro días, pero que necesita inmediatamente y, a largo plazo, apoyo médico y psicosocial.

En Tarqui, escuchó la historia de Ernesto quien vio, desde la calle, como se derrumbó su casa, matando a su esposa e hiriendo a sus hijos. En Pedernales, el Coordinador del Socorro de Emergencia se reunió con el jefe del equipo de búsqueda y rescate de Chile, el primer equipo internacional en responder, tratando de encontrar sobrevivientes en esas vitales primeras horas. Durante su visita de dos días, el Jefe de Ayuda Humanitaria se reunió con el Canciller Dr. Guillaume Long, el Ministro de Defensa Nacional, Ricardo Patiño, la Ministra Coordinadora de Desarrollo Social, Gabriela Rosero, así como con otros ministros y ministras y funcionarios de alto nivel que lideran la respuesta al terremoto para discutir la mejor manera de apoyar los esfuerzos nacionales de socorro.

Las personas necesitan urgentemente seguridad, alimentos y agua, además de atención básica de salud. Los niños necesitan un lugar para continuar sus estudios. Las familias necesitan apoyo para reconstruir sus vidas. La comunidad humanitaria está dispuesta a apoyar al Gobierno para garantizar que se cumplan las necesidades primordiales. “Las Naciones Unidas y nuestros socios internacionales estamos apoyando al Gobierno mediante la movilización de apoyo internacional para la asistencia inmediata que permite salvar vidas, dar alivio, intensificar la recuperación y ayudar a las personas a recuperarse”. Dijo el Sr. O’Brien. “Hoy he asignado US$7 millones del Fondo Central de Respuesta a Emergencias para poner en marcha las operaciones vitales de logística, refugio, agua, saneamiento e higiene y salud en emergencias.”

El Coordinador de Ayuda de Emergencia señaló que la ONU y sus socios estarán presentando un completo llamamiento de emergencia para la operación de socorro de Ecuador el viernes 22 de abril para ayudar a unas 350,000 personas con asistencia inmediata y tareas iniciales de recuperación dentro de los próximos tres meses.

[Nota Rosa* – los nombres han sido cambiados por privacidad]