Hyundai Motor y Neohyundai, con su distribuidor en Ecuador, realizaron una donación de $200,000 dólares al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia – UNICEF en el marco de la respuesta a la emergencia, tras el terremoto de 7.8 grados que afectó la costa ecuatoriana.

Hyundai Motor y Neohyundai, con su distribuidor en Ecuador, realizaron una donación de $200,000 dólares al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia – UNICEF en el marco de la respuesta a la emergencia, tras el terremoto de 7.8 grados que afectó la costa ecuatoriana. Marcos Malo, Presidente de Neohyundai Ecuador, declaró que la compañía “busca crear un lazo fuerte con la sociedad, es nuestro deber ayudar a la niñez de las comunidades afectadas después de este desastre ya que son la parte de la población más vulnerable luego de un terremoto”.

Desde UNICEF, Herbert Schembri, Jefe de Emergencias de UNICEF en Ecuador, declaró que la “donación proveerá de ayuda y asistencia para los niños y sus familias en las provincias afectadas. Continuaremos trabajando sin descanso para ayudar a la región, entregando apoyo a los afectados después de este desastre”. Por su parte, Eun Chul Lee, embajador de la República de Corea, indicó que la entrega del donativo establece un gran ejemplo de trabajo en equipo, puesto que “complace ver la cooperación que han tenido las compañías de Corea y Ecuador en este acto de responsabilidad social, compromiso que se traduce en la responsabilidad de nuestros países para colaborar de manera económica y comercial”.

De izquierda a derecha: Hankoo Yeo, Ministro de Comercio, Industria y Energía de Corea; Eun Chul Lee, Embajador de la República de Corea; Chul Youn Park, Director de la Sede Regional de América Central y del Sur de Hyundai Motor Company; Juan Eljuri, Presidente Directorio Neohyundai Ecuador; Marcos Malo, Presidente de Neohyundai; Herbert Schembri, Jefe de Emergencias UNICEF Ecuador.

Los fondos recaudados serán destinados a los ETEPS (Espacios temporales de educación), proyecto que se enmarca dentro del programa de Educación de UNICEF y que enfoca su atención en organizar espacios educativos de cuidado y protección para los niños, niñas y adolescentes afectados; incluyendo agua y saneamiento y prevención de enfermedades por vectores. Además, en los ETEPS se trabaja en atender el estado emocional de los niños afectados por el desastre, así como otorgar mecanismos para su recuperación psicosocial. También, en estos espacios se busca prevenir situaciones de violencia y abuso; y garantizar la inclusión progresiva de los niños, niñas y adolescentes a la escuela. Con este acto, UNICEF extiende su agradecimiento a Hyundai Motor Company y Neohyundai Ecuador por reafirmar su compromiso con el país, y por solidarizarse con la niñez y adolescencia de Manabí y Esmeraldas afectadas por el terremoto.