Hoy es otro día triste y peligroso para los niños de Siria, en particular para aquellos que viven en Alepo. Todos los niños allí – todos los afectados- necesitan una pausa inmediata al conflicto en Alepo, y cada segundo de cada minuto cuenta cuando se trata de proteger y salvar la vida de los niños.

“Hoy es otro día triste y peligroso para los niños de Siria, en particular para aquellos que viven en Alepo. Todos los niños allí – todos los afectados- necesitan una pausa inmediata al conflicto en Alepo, y cada segundo de cada minuto cuenta cuando se trata de proteger y salvar la vida de los niños. UNICEF continúa listo para proveer de asistencia humanitaria de urgente necesidad como medicinas, vacunas y suplementos nutricionales. Y estamos disponibles para apoyar la evaluación y reparación de las instalaciones eléctricas y de agua para proveer de agua potable a todas las personas de Alepo. Más de 100.000 niños siguen atrapados en la parte este de la ciudad desde el mes de julio. Más de 35.000 personas han sido desplazadas a la zona occidental de la ciudad. Los niños de Alepo no pueden seguir viviendo bajo un miedo constante a posibles ataques en la que se ha convertido en una de las ciudades más peligrosas del mundo. Pero hasta que haya paz, se necesita desesperadamente una pausa humanitaria, el alto el fuego y un acceso constante necesario para salvar vidas y salvar la esperanza”.