Garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes implica no solo una responsabilidad legal y moral, también requiere de la asignación de recursos financieros. ¿Cómo se podría garantizar, por ejemplo,  el derecho a la educación, sin recursos disponibles para construir escuelas, contratar profesores, promover la calidad educativa?

Por esta razón, UNICEF junto con los gobiernos de Ecuador y Perú participaron de la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo en Addis Abeba, Etiopía con el objetivo de que en la nueva agenda de desarrollo a nivel mundial, la infancia sea una prioridad.

Es así que el Estado ecuatoriano y las experiencias de los países de la región de América Latina contribuyeron a establecer como compromiso mundial el fortalecimiento de la inversión en la niñez y adolescencia, en la nueva Agenda global de desarrollo Post 2015 y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2016-2030.

Para UNICEF es muy grato compartir este logro, que seguramente tendrá muy buenos resultados en el corto, mediano y largo plazo. Esta incidencia es posible gracias a todas aquellas personas que con su solidaridad hacen posible un mundo mejor para los niños y niñas.