El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia –UNICEF unió esfuerzos con la Fundación Playing for Change y la banda ecuatoriana, Cocoa Roots, para brindar apoyo psicosocial a los niños, niñas y adolescentes de Chamanga, una de las zonas más golpeadas por el terremoto de 7.8 del pasado 16 de abril.

“A través de la música se pueden transformar vidas y comunidades”, sostiene Craig Woodson de Playing for Change, quien elaboró instrumentos con material reciclado y ensayó varias canciones con los niños afectados por el sismo.

“El taller nos sirvió emocionalmente para despejar dudas y sentirnos tranquilos, protegidos y para que olvidemos el día del terremoto”, asegura Diego Uriles de 13 años, uno de los chicos que participó de la actividad.

Como resultado de la iniciativa, los propios niños, niñas y adolescentes de Chamanga compusieron “Ahora soy feliz”, una canción que habla sobre sus vivencias del terremoto, a la que Cocoa Roots le dio la melodía.

Esta actividad se enmarca en una iniciativa a nivel regional que busca promover el derecho de los niños a participar en actividades culturales y artísticas, así como fortalecer su rol como agentes de cambio.

UNICEF continúa apoyando la respuesta a la emergencia. Hasta el momento, se ha provisto de espacios educativos temporales para más de 13,000 niños y más de 28,000 han recibido material educativo. Junto con socios humanitarios, se ha beneficiado a cerca de 300.000 personas a través de provisión de agua segura, saneamiento y promoción de higiene.

Se ha provisto de 350.000 tabletas de Zinc para niños menores de 5 años, micronutrientes en polvo para más de 80.000 y más de 250.000 dosis de vitamina A, con el fin de prevenir la malnutrición y problemas de salud. Además, más de 26,000 niños han recibido apoyo psicosocial a través de la metodología “Retorno a la Alegría”, Carava del Deporte y otros programas.

Para conocer más acerca del taller de Playing for Change:

Canción “Ahora soy feliz”: bit.ly/AhoraSoyFeliz Fotos: bit.ly/FotosPFC
Video: bit.ly/VideoPFC